11
Oct

El Objetivo Publicitario

Establecer un Objetivo Publicitario es realmente sencillo si de verdad se sabe lo que se está buscando.

El Objetivo Publicitario describe la respuesta/resultado que se desea tenga la publicidad en el consumidor; de lo que la publicidad debe convencer, persuadir o recordar al target, los cambios de actitud o de conducta que se intentan. No es una declaración completa del objetivo de marketing, sólo enfatiza la parte que es responsabilidad de la publicidad.

Se trata de una declaración clara y específica como: se busca llamar la atención, se busca comparar, se busca informar, se busca atraer, se busca convencer, se busca obtener preferencia, se busca recordar, se busca incrementar consumo, se busca dar a conocer, se busca obtener registros, se busca establecer superioridad, se busca impulsar una nueva imagen, se busca promover una oferta…

Si hay confusión o inseguridad en lo que se pretende lograr, es imposible establecer un Objetivo Publicitario alcanzable.

De hecho abundan las empresas que buscan lograr, con una sola campaña, objetivos múltiples y diversos: quieren dar a conocer, convencer, comparar, incrementar consumo y establecer superioridad, todo al mismo tiempo. Desgraciadamente la publicidad no funciona de esta manera; en este caso el exceso de ambición no es recomendable.

Para que una campaña lleve el mansaje correcto, su Objetivo Publicitario debe ser preciso y realista, no vago y aspiracional.

Una vez que se ha definido un Objetivo Publicitario puntual, se requiere desarrollar una estrategia muy bien pensada que permita alcanzarlo. Aquí sí, la estrategia puede ser más o menos ambiciosa, en función del presupuesto que se disponga para ese fin.