THE BLOG

10
Apr

¿Qué podemos hacer para que una campaña se convierta en Viral?

Esta es la pregunta del millón de dólares.

¿Por qué ciertos contenidos de pronto explotan y recorren el mundo? ¿Es posible replicarlos? ¿Puede planearse que una campaña publicitaria se vuelva viral?

Viral es un término que pertenece al terreno de la Biología. La idea detrás del “contenido viral” es que éste siga las reglas de las epidemias y los virus.

Algunas ideas, pocas, tienden a diseminarse contagiosamente; recordemos la campaña “The Evian Baby and Me”, a Felix Baumgartner saltando desde el espacio patrocinado por Red Bull y la campaña “The Best Job in The World” de Tourism Queensland, Australia.

La mala noticia es que no existe estrategia alguna o un manual paso-a-paso que garantice que una campaña se torne viral; es prácticamente imposible predecir qué contenido está destinado a viralizarse.

Sin embargo, existen algunas constantes en los contenidos virales que pueden ayudarnos a desentrañar su misterio y darnos tips útiles que nos lleven a crear contenidos que tengan mayores posibilidades de multiplicarse.

El contenido viral funciona bajo el mismo principio: es muy, muy contagioso.

Estableciendo los parámetros:

A. Hacer lo inesperado:

¿Quién no desea desea que sus audiencias noten sus mensajes? Para ello nada mejor que hacer algo realmente inesperado. No debemos tratar de promover nuestro producto y tratar de que éste luzca cool; todos hacen esto una y otra vez. El verdadero reto es pensar fuera de la caja e intentar desarrollar una campaña verdaderamente inusual.

B. Emociones:

El Marketing Viral es emoción. Casi toda campaña viral está vinculada a alguna emoción positiva: entusiasmo, felicidad, nostalgia, solidaridad, orgullo, etc.  En este campo no se puede complacer a todo el mundo; es necesario comprometerse, tomar una posición e inspirar emociones fuertes y profundas.

C. Hacer que las personas luzcan bien:

Cuando algo hace lucir bien a las personas, más posibilidades tiene de viralizarse. Esto es precisamente lo que lograba el Ice Bucket Challenge, por ejemplo. Las personas no dejaban de vaciarse agua helada sobre la cabeza porque ese pequeño acto les permitía lucir bien, ser percibidos como individuos “buena onda”.

D. Actualidad:

Apuntar a la creación de contenidos oportunos, relevantes y en sintonía con eventos de actualidad es muy útil. Elaborar sobre cultura pop, deportes, noticias, ciencia o tecnología, siempre ayuda a que nuestros contenidos sigan las últimas tendencias.

Mashable, considerado uno de los más poderosos blogs que hoy existen, es un buen ejemplo para ilustrar este punto. La razón por la que las personas visitan este blog y gustan de compartir la información que ahí encuentran, es que ofrece contenidos de calidad, relevantes, interesantes, informativos y compartibles.

E. Simplicidad:

Prácticamente todas las campañas virales son verdaderamente simples, no presentan complicaciones y son fáciles de entender. La idea detrás del marketing viral es que sus contenidos deben apelar a un espectro amplio de personas y, si dan en el blanco, pueden llegar a ser vistos por aún más y más gente; el mensaje debe ser suficientemente simple y relevante para que todo mundo pueda relacionarse con él.

F. Anuncios no:

El Marketing Viral no trata de hacer anuncios para que las personas los compartan. Se enfoca en crear historias fuera de serie, buenas e interesantes. Los productos y las marcas no son el meollo, sino solo una parte sutil del asunto.

G. Secuelas:

Las personas ya han visto tu campaña. ¿Qué procede? Cuando la gente te pone atención debes tomar acción. Funciona hacer secuelas.

H. Permitir y promover el compartir:

Compartir es el fin último del Marketing Viral. Todo lo que pueda hacerse para facilitar a las personas el compartir una campaña es de enorme utilidad. Es vital el poder permitir las descargas y la incorporación de los textos y archivos de tus mensajes, y su multiplicación vía e-mail y redes sociales.

I. Conexión con los comentarios de las audiencias:

Conectarse con las audiencias es una parte esencial del Marketing Viral. Es básico escuchar lo que tienen que decir y es muy importante ir integrando a nuestros mensajes lo más notable de sus sugerencias, preguntas, comentarios y observaciones.

J. No restringir el acceso:

Nunca debe restringirse el acceso a nuestra campaña. No debemos pedirle a las personas que se registren o que se conviertan en miembros o que descarguen un determinado software o que dejen su número telefónico. El Marketing Viral nada tiene que ver con la exclusividad. Se trata de echarlo a volar para que todos lo vean.

Quizá nada es tan eficiente para difundir nuestros mensajes como una campaña de Marketing Viral. Se estima que una campaña viral exitosa puede tener de 500% a 1000% más impacto que una campaña tradicional.