THE BLOG

30
Jan

Los Odotipos o la Batalla por las Narices

Cuando se trata de construir marcas, todos los sentidos entran en juego, incluso el olfato. Una fragancia corporativa impulsa la marca, ayuda a posicionarla en el mercado y contribuye a enfatizar su diferencia versus la competencia.

De la misma manera que un logotipo comunica mensajes explícitos e implícitos relacionados con una marca, un Odotipo puede comunicar sensaciones, emociones, valores y recuerdos, y puede hacerlo de manera más contundente que un logotipo.

El sentido del olfato es mucho más emocional que el sentido de la vista.

Los neurocientíficos afirman que los centros neuronales del olfato están mucho más integrados en la memoria. Así pues, los Odotipos ayudan a fijar las experiencias de marca con más intensidad que un logotipo.

No se trata de que los Odotipos reemplacen a los logotipos; la idea es sumar esta poderosa herramienta a las que ya se tienen, con el fin de obtener mejores resultados de mercado.

El llamado Scent Marketing u Olfactory Marketing se divide generalmente en dos grandes categorías:

  1. El aromatizado de ambientes que llena un espacio determinado (tiendas departamentales, tiendas de alimentos, Coffee Shops, negocios de bienes raíces, librerías, etc.).
  2. La esencia de marca, destinada a identificar la marca particular de una compañía (perfumes, cremas corporales y faciales, shampoos, automóviles, calzado, detergentes, barras de jabón, limpiadores líquidos, etc.).

Elegir un Odotipo es un asunto muy serio.

Lo mismo que un logotipo, un Odotipo debe contemplarse desde la perspectiva de la Estrategia de Marca.

Así, el proceso para crear un Odotipo es muy similar al que se sigue para crear un logotipo. Aquí, en lugar de un diseñador Gráfico se requiere de un Diseñador de Esencias; estos profesionales manejan aromas y conceptos de aromas en vez de líneas, curvas, colores, texturas y símbolos.

Este proceso incluye al menos los siguientes pasos:

  • Definición de los valores de marca que desean comunicarse.
  • Elaboración de propuestas.
  • Presentación de prototipos.
  • Research con consumidores.
  • Afinación del Odotipo elegido.
  • Implementación.

Vale la pena leer o releer El perfume: historia de un asesino, la novela del alemán Patrick Süskind. Sin duda, Jean-Baptiste Grenouille sería hoy día el gran gurú del Scent Marketing.