THE BLOG

01
Dec

El Padre del Brainstorm

“Es más fácil afinar una idea loca que pensar una nueva”: Alex F. Osborn

El Brainstormig es un método de trabajo grupal que facilita el surgimiento de nuevas ideas, soluciones y conceptos sobre un tema o problema determinado.

Esta herramienta fue ideada en el año 1938 por Alex Faickney Osborn cuando su búsqueda de ideas creativas resultó en un proceso interactivo de grupo no estructurado que generaba más y mejores ideas que las que los individuos podían producir trabajando de forma independiente; dando oportunidad de hacer sugerencias sobre un determinado asunto y aprovechando la capacidad creativa de los participantes.

Puede convertirse en un proceso difícil debido a varias razones: a algunas personas, por ejemplo, se les dificulta sugerir soluciones por miedo a la crítica o el problema a solucionar puede parecerles demasiado complicado.

El propósito

La propuesta de Osborn consiste en obtener, en una sesión de brainstorming, el mayor número de ideas sin importar qué tan ridículas puedan parecer en un principio. Como es verdaderamente difícil llegar a la solución perfecta al primer golpe, Osborn recomienda sacar todas las ideas posibles de la cabeza para luego regresar a ellas con el fin de analizarlas y evaluarlas más a fondo. Una idea que al principio puede parecer descabellada, puede resultar una idea muy plausible con un poco de trabajo adicional.

Ideación grupal versus ideación solitaria

Numerosos estudios recientes demuestran que individualmente se generan más ideas que en grupo, por lo que la utilidad de la técnica del brainstorming está en entredicho. Sin embargo, para muchos, como nosotros en BrainBox, el brainstorming es positivo y estimulante, como preámbulo de la ideación solitaria.

El pensamiento creativo requiere de métodos y herramientas como el Brainstorming, el Pensamiento Lateral y la Bisociación.

El brainstorming consiste simplemente en listar todas las ideas emanadas de un grupo, en respuesta a un problema específico.

Se alienta la creatividad al no permitir que las ideas se avalúen hasta que la sesión de brainstorming se dé por terminada. Todas las ideas se consideran legítimas y a menudo las más inverosímiles o inusuales suelen resultar las más fértiles.

Las reglas para un buen brainstorming, según Osborn, son:

  • Fijar los objetivos de la reunión.
  • Crear un ambiente amigable en el cuál los miembros del equipo no sean criticados o ridiculizados por las ideas que aportan, por más tontas o desquiciadas que parezcan.
  • Después de la sesión de generación de ideas, los miembros del equipo deben intentar la combinación o la modificación de las ideas obtenidas.
  • Esta técnica debe llevarse a cabo en un formato de panel. Éste debe estar integrado por un líder, un responsable del registro de la sesión y por los miembros del panel.

El líder es responsable por mantener un flujo rápido de ideas mientras el responsable del registro debe listar todas las que vayan surgiendo. El tamaño del panel es variable pero se considera que de 10 a 12 personas es lo óptimo.

Con grupos demasiado grandes la intención se diluye y es más fácil que algunos participantes se mantengan al margen. Además, para que todos participen se requería una sesión demasiado larga y tediosa.

Alex Faickney Osborn (24 de mayo de 1888 – 5 de mayo de 1966) fue un ejecutivo de ventas y teórico de la creatividad. Osborn nació y pasó su infancia en el Bronx en Nueva York. Después de graduarse, Osborn trabajó en una variedad de actividades hasta que se unió a E. P. Remington en Buffalo, una agencia de publicidad donde fue nombrado Gerente de nuevos negocios. Osborn publicó varios libros sobre Creatividad.