Category: Tecnología

26
May

La Mercadotecnia y el El Big Data

La capacidad tecnológica per-cápita a nivel mundial para almacenar datos se dobla aproximadamente cada cuarenta meses desde los años ochenta.

El Big Data o Datos masivos es un concepto que hace referencia al almacenamiento de grandes cantidades de datos y a los procedimientos usados para encontrar patrones repetitivos dentro de esos datos.

La disciplina dedicada a los datos masivos se enmarca en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación. Esta disciplina se ocupa de todas las actividades relacionadas con los sistemas que manipulan grandes conjuntos de datos. Las dificultades más habituales vinculadas a la gestión de estas cantidades de datos se centran en la recolección y el almacenamiento, búsqueda, compartición, análisis, y visualización.

La tendencia a manipular enormes cantidades de datos se debe a la necesidad en muchos casos de incluir dicha información para la creación de informes estadísticos y modelos predictivos utilizados en diversas materias, como los análisis de negocio, publicitarios, los datos de enfermedades infecciosas, el espionaje y seguimiento a la población o la lucha contra el crimen organizado.

El límite superior de procesamiento ha ido creciendo a lo largo de los años. De esta forma, los límites fijados en 2008 rondaban el orden de petabytes a zettabytes de datos. Los científicos con cierta regularidad encuentran limites en el análisis debido a la gran cantidad de datos en ciertas áreas, tales como la meteorología, la genómica, la conectómica, las complejas simulaciones de procesos físicos y las investigaciones relacionadas con los procesos biológicos y ambientales.

Las limitaciones también afectan a los motores de búsqueda en Internet, a los sistemas de finanzas y a la informática de negocios. Los conjuntos de datos crecen en volumen debido en parte a la recolección masiva de información procedente de los sensores inalámbricos y los dispositivos móviles. La capacidad tecnológica per-cápita a nivel mundial para almacenar datos se dobla aproximadamente cada cuarenta meses desde los años ochenta.

EL BIG DATA Y LA MERCADOTECNIA

Este concepto se refiere al uso de datos provenientes de grandes volúmenes de información con el propósito de optimizar labores propias de la mercadotecnia.

Las redes sociales son el origen de este Big Data en la gran mayoría de ocasiones. Mediante herramientas de monitoreo pueden capturarse enormes cantidades de conversaciones públicas referidas a las marcas o conceptos que se desea examinar. Posteriormente, utilizando tecnologías que incorporen inteligencia artificial y procesamiento de lenguaje natural, se pueden convertir esas conversaciones públicas entre personas en datos tremendamente útiles para la mercadotecnia.

Los datos extraídos incluyen el género de las personas que conversan, el idioma utilizado, su rango de edad, su profesión, su ubicación geográfica o el sentimiento expresado, permitiendo una segmentación de targets muy fiable en un tiempo record y con unos costes mínimos si lo comparamos con los métodos tradicionales.

Otro uso habitual consiste en la extracción de las asociaciones semánticas utilizadas por cada target, de forma que el departamento de mercadotecnia puede conocer exactamente qué palabras están utilizando, en positivo y en negativo, los futuros clientes antes incluso de empezar a definir la campaña.

La tecnología juega un papel crucial en el Big Data Marketing, aunque la existencia de herramientas comerciales de costo accesible hace que no se trate ya de un terreno reservado a las grandes corporaciones, sino que ya está al alcance de empresas de tamaño medio.

Principales usos

  • Monitoreo online de tendencias que permite tomar decisions más informadas sobre la estrategia de mercadotecnia.
  • Utilización del Big Data para definir el perfil ideal del cliente.
  • Enganchar al consumidor en el momento adecuado.
  • Comprender que tipo de contenido ayudará a incrementar las ventas.
  • Realizar análisis predictivos.

Unidades de almacenamiento

1 KiloByte es igual a 1024 Bytes.

1 MegaByte es igual a 1024 KiloBytes.

1 GigaByte es igual a 1024 MegaBytes.

1 TeraByte es igual a 1024 GigaBytes.

1 PetaByte es igual a 1024 TeraBytes.

1 ExaByte es igual a 1024 PetaBytes.

1 ZettaByte es igual a 1024 ExaBytes.

1 YottaByte es igual a 1024 ZettaBytes.

23
Sep

Clic. Clic. Clic. Comercio Electrónico en México 2015.

Tres cuartas partes de los internautas mexicanos realizaron una compra online durante el primer trimestre de 2015.

De acuerdo al Estudio Comercio Electrónico en México 2015 realizado por comScore y presentado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), en 2014 el comercio electrónico en nuestro país tuvo un valor de 162 mil 10 millones de pesos.

El crecimiento de las compras en línea es fuertemente influenciado por las compras móviles (tablet y smartphone), en especial en la categoría Descargas Digitales.

Los consumidores de 18 a 34 años compraron más contenido digital que aquellos que superan los 35 años de edad.

La posesión de dispositivos es elevada, y la mitad de los compradores online cuenta con los tres dispositivos de acceso a Internet (desktop/laptop, tablet y smartphone).

Compradores de entre 18-34 años de edad utilizan smartphone con mayor frecuencia que aquellos de más de 35 años. Quienes pertenecen al NSE “AB” utilizan más smartphone y tablet.

Más de la mitad de los compradores adquirió productos en tiendas internacionales; Estados Unidos fue el país que concentra la mayoría de las compras.

Sin incluir viajes, las tres categorías principales por frecuencia de compra online fueron ropa y accesorios, descargas digitales y boletos para eventos. La categoría más importante de gasto fue en computación y muebles.

Tres de cada diez compradores realizaron una compra relacionada a viajes en los últimos tres meses. El gasto promedio mayor fue de $9,284 pesos, casi 67% superior al promedio del resto de las categorías no relacionadas con viajes.

Tres de cada cinco usuarios de dispositivos móviles los han utilizado para buscar detalles de producto, comparar precios y localizar tiendas cercanas.

El estudio completo puede consultarse en la página web de AMIPCI www.amipci.org.mx

22
Sep

Móviles. Ahora, el que no se mueve no sale en la foto.

Los dispositivos móviles son ya una parte esencial de los consumidores a los que dedican una buena parte de su tiempo; pero no todas las marcas están conscientes de esta realidad.

Los móviles son básicos para la estrategia de mercadotecnia de las empresas, especialmente cuando éstas deben comunicarse con segmentos de población joven que ya no pueden vivir sin apps como Whatsapp, Google Maps, o Waze. Incluso Google ha comenzado a penalizar a las webs que no se han adaptado al mundo de los dispositivos móviles.

La movilidad se impone a costa de los equipos desktop.

Los teléfonos inteligentes serán, sin duda, la principal interface con la que los consumidores personalizaran sus experiencias digitales; serán el centro de la mayor parte de interacciones entre una marca y sus consumidores.

En México, el teléfono, aparte de utilizarse para realizar/recibir llamadas, es usado para acceder a Internet por un 87% de las personas que tienen smartphones, de acuerdo a la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

Según AMIPCI, hoy día los principales dispositivos para acceder a la red son: laptops (68%), seguidas por los smartphones (58%); éstos junto con las tabletas aumentan significativamente su peso como herramientas de acceso a Internet: la movilidad se impone a costa de los equipos desktop.

Se estima que en 2017 habrá en México casi 47 millones de smartphones.

De acuerdo a Forrester Research, los Móviles se convertirán muy pronto en el principal punto de contacto entre las marcas y los consumidores.

Los consumidores tomarán control de su relación con las marcas mediante sus smartphones. Hoy, el término push asociado con notificaciones crea la ilusión de que los mercadólogos solamente están promoviendo sus ofertas en buen plan. Pero a medida que los consumidores valoran su privacidad cada vez más, comienzan ya a exigir el control. Así que pronto utilizarán la configuración de sus apps para decidir qué tipo de interacción desean recibir de las marcas y cuándo quieren hacerlo.

Definitivamente los móviles están llamados a ser la piedra angular de la relación entre los consumidores y las marcas, y las empresas que no lo vean así van a quedarse fuera de la jugada.